Habilidades de escucha

Saber escuchar es una competencia esencial dentro del mundo corporativo para todo tipo de profesionales, dado que nos permite identificar necesidades de nuestros clientes internos y externos, trabajar en equipo, lograr objetivos y contribuir a un ambiente de trabajo adecuado.

Prueba esté método para aumentar la capacidad de escucha propuesto por Ángel Luis Moraleda García en su libro Los Consejos Fundamentales para el Vendedor.

Consiste en seleccionar tres puntos con los que más veas reflejado tu comportamiento en el día a día y luego trabajar en ellos para evitarlos durante una semana. Si ves que lo has conseguido, continúa con los tres siguientes.

  • En una conversación, hablas más tiempo del que escuchas.
  • Cuando hablas con otra persona, la interrumpes a menudo.
  • No envías señales para que tu interlocutor sepa que le estás prestando atención y que comprendes lo que él dice.
  • Terminas las frases que está diciendo tu interlocutor sin esperar a que las acabe él.
  • Desvías la conversación hacia lo que tú quieres hablar.
  • Normalmente la conversación trata de ti.
  • Te distraes y piensas en otras cosas mientras te hablan.
  • Te la pasas dando consejos aunque no te los pidan.
  • Haces muchas preguntas sin dar tiempo a que sean contestadas.
  • Juzgas lo que dicen antes de que hayan terminado de decirlo.
  • Contestas a una pregunta con otra pregunta varias veces.
  • Estás pensando en la respuesta que podría dar tu cliente, subalterno o compañero mientras él está hablando.

Ponte a prueba y convierte en un objetivo mejorar tu capacidad de escucha, de seguro te traerá muchos beneficios.


Este artículo está distribuído bajo una Licencia Creative Commons