Algunos profesionales consideran que el proceso de selección en sus organizaciones no es el adecuado, dado que el personal seleccionado muchas veces no cumple con las expectativas del cargo o no está lo suficientemente comprometido, presentándose niveles significativos de rotación.

Ya sea que usted mismo intervenga en el desarrollo de los procesos de selección, o contrate a un experto externo para llevar a cabo esta tarea, tenga en cuenta las siguientes consideraciones para que dicho proceso se realice de manera adecuada y práctica:

  • Defina la necesidad evidenciada: por qué se requiere el cargo dentro de la organización? Cuál es la función de este cargo dentro del óptimo funcionamiento de los procesos?
  • Defina muy bien el perfil del cargo; éste debe contener nivel educativo, habilidades y experiencia requerida. Pregúntese por qué requiere este tipo de competencias y cómo una persona que reúna estas condiciones puede lograr los objetivos propuestos para el puesto. Defina un salario acorde a las especificaciones requeridas y al comportamiento del mercado.
  • Trate de utilizar canales de búsqueda en donde sea más probable conseguir al candidato que reúna los requisitos; en esto las universidades y asociaciones profesionales son de gran ayuda ya que sus integrantes pueden ser identificados por algunas características generales tales como reconocimiento positivo en el mercado laboral, útiles líneas de profundización y creencias compartidas.
  • Tenga en cuenta que las habilidades sociales y nivel de empatía que puedan poseer candidatos no debe ser la variable de decisión más importante; no es lo mismo buscar un candidato para ocupar un cargo comercial que requiera una interacción permanente con el cliente, a un ingeniero que deba manejar un conocimiento puramente técnico. En estos procesos es muy importante ser objetivo, siempre en búsqueda de suplir una necesidad específica previamente identificada.
  • Es recomendable hacer un juego de roles en donde el candidato pueda ejecutar una actividad práctica que debería realizar en su día a día en caso de ser seleccionado. Para esto es importante que el jefe inmediato participe dentro del proceso y valide el nivel de aptitud dentro de las pruebas desarrolladas.
  • Tenga cuidado con la sobre calificación del personal seleccionado. No es conveniente que una persona ejecute una labor que se encuentra por debajo de sus habilidades y experiencia, dado que generalmente este tipo de profesionales estará buscando mejores oportunidades al no creer que pueda desarrollar su carrera laborar a largo plazo dentro de la compañía.
  • Trate de involucrar dentro de su proceso de selección el enfoque hacia resultados; en algunos cargos de responsabilidad es más importante que las personas alcancen  las metas propuestas a que cumplan una jornada laboral y estén presentes en todo momento.
  • Observe de manera permanente  el comportamiento actual de sus empleados, evalúe y mejore su proceso de selección. Para esto puede utilizar fuentes de información tales como evaluaciones de desempeño, sondeos de ambiente laboral, cumplimiento de metas por área, niveles de rotación y ausentismo, políticas de promoción, sugerencias y quejas comunicadas por los empleados, entre otros. Documente y mantenga actualizada la manera de llevar a cabo el proceso de selección de tal forma que los responsables conozcan los lineamientos que se deben seguir al respecto.
  • Acompañe un adecuado proceso de selección con procesos de inducción, capacitación y promoción óptimos, de tal manera que el ciclo mantenga su coherencia y los resultados sean sostenibles en el tiempo.

Ahora con estas pautas podrá mejorar el funcionamiento de los proceso de selección a su cargo, los cuales cobran gran importancia dentro del logro de los objetivos corporativos de cualquier organización y el desarrollo profesional de sus integrantes.

Este artículo está distribuido bajo una Licencia Creative Commons