Vestuario en ambiente laboral


La manera como nos presentamos a los demás es de gran importancia en la medida en que puede trasmitir una imagen profesional adecuada y la credibilidad necesaria dentro de un ambiente laboral. A continuación se presentan algunas recomendaciones que podrían tenerse en cuenta en la utilización de un adecuado vestuario dentro de un ambiente profesional:                                                                                                                                                

  • Al elegirlo tenga en cuenta su edad, la hora del día y la actividad que va a desarrollar.
  • No se exceda al combinar los colores.
  • En la compra de trajes tenga en cuenta que  es mejor elegir trajes clásicos y complementos modernos.
  • Tenga en cuenta el lugar hacia donde se dirige, si existe un protocolo de vestuario y el nivel de formalidad requerido.

En las mujeres:

  • Entre más natural sea el maquillaje, mejor será el resultado, pero nunca se permita lucir sin maquillaje.
  • Recuerde llevar un corte adecuado a su óvalo facial.
  • Lave el cabello con la frecuencia necesaria.
  • Elija un peinado que no demande mucho tiempo.
  • No se deben utilizar escotes pronunciados, telas transparentes o brillantes, esqueletos, blusas muy ajustadas, camisetas tipo “tops” o demasiado cortas que permitan ver alguna zona del cuerpo.
  • Si se utiliza falda esta debe llegar a la rodilla.
  • El pantalón debe quedar al cuerpo sin estar ajustado y su corte debe ser  recto.
  • Los zapatos deben usarse cerrados y no tan altos para permitir comodidad.
  • Con pantalón pueden usarse botas pero por debajo del pantalón.
  • Elija accesorios neutros para lucir siempre sobria. Los accesorios deben ser discretos y formales.
  • No utilice decoraciones en las uñas y cuide mucho la presentación de sus manos.

En los hombres:

  • Tenga presente afeitarse cada vez que sea necesario.
  • Si requiere usar traje, prefiera tonos oscuros.
  • Las camisas preferiblemente no deben ser llamativas. Pueden usarse de un solo color o con rayas y cuadros, pero  si el diseño es sencillo.
  • Las camisas deben usarse de manga larga y esta no deben arremangarse en el lugar de trabajo.
  • Las camisetas son inapropiadas.
  • Los  pantalones no deben verse desgastados, rotos y no deben utilizarse jeans.
  • Las medias deben utilizarse del color del pantalón.
  • Los zapatos deben ser formales.
  • Cuide la presentación de sus manos.

 Para la organización:

  • Crear e implementar a través de un manual,  un código de vestuario que permita dar lineamientos claros para proyectar una excelente imagen corporativa.
  • En caso en que algunos empleados usen uniformes, asesorarse de un diseñador con experiencia, que pueda unificar los criterios con la imagen corporativa que se desee proyectar. El uniforme debe hacerse sobre medidas para evitar que los colaboradores tiendan a angostarlo de acuerdo a su preferencia y los materiales preferiblemente deben ser livianos y actuales, para que todas las personas se sientan a gusto utilizándolo.
  • Estar atento a la aceptación de las normas de vestuario tanto de los funcionarios como de las demás personas con las que interactúa la organización, y hacer los ajustes necesarios.

Siga los anteriores consejos y fortalezca su imagen profesionala través de una adecuda utilización de su vestuario, ya que ésta puede ser su mejor carta de presentación.

Este artículo está distribuído bajo una Licencia Creative Commons